Este tipo de páginas son simplemente portales que han llegado a un acuerdo con los usuarios con el objetivo de compartir los ingresos generados por las compras a través de Internet. Dicho de otra forma, te pagan una comisión simplemente por navegar y utilizar Internet como siempre lo has estado haciendo, sin cambiar ningún hábito de tu vida.

¿Cómo funcionan exactamente las páginas Cashback?

Si eres comprador habitual por Internet, es interesante que te registres en un sitio cashback que sea de confianza y comiences a disfrutas de sus grandes ventajas desde el primer momento, permitiéndote recuperar parte del dinero que has gastado en tus compras por Internet.
Por lo tanto, Cashback son páginas Web que contienen diferentes enlaces de empresas afiliadas como por ejemplo, Amazon, atunes ó Pixmanía. Si estás interesado en comprar un artículo, antes de hacerlo directamente en la Web de dicho artículo, o de otra tienda online, comprueba que ese artículo está anunciado a través de Cashback. Si lo está, inicia sesión con tu página Cashback y cómpralo directamente desde allí para beneficiarte de sus descuentos y ofertas.
Por otro lado, las empresas Cashback no sólo te pagan por realizar compras a través de su sitio Web, sino que te pagan por registrarte y rellenar formularios de los propios sitios Web que promocionan.
Entre las páginas Cashback más fiables están, sin duda alguna, Beruby, WebGana y Kiclicks, pero, antes de registrarte en una de ellas, es recomendable que indagues por Internet.