Las medianas empresas y las pequeñas actividades emprenditoriales necesitan controlar en todo momento su reputaciòn on line. Necistan hacerlo particularmente porque para los negocios por Internet direccionados a mercados de nichos el riesgo de ver dañada su propia reputaciòn es mucho mayor respecto a las grandes multinacionales. Éstas estàn protegidas por una marca y una popularidad con la que es difìcil luchar.
Si usted quiere defender su negocio de la mala reputaciòn en la red, intente seguir estos consejos:
Acostùmbrese a utilizar los social network para conocer lo que se dice de su negocio y de sus productos.
Use instrumentos como Google Alerts o Yahoo! Alerts para seguir lo que se dice en internet respecto a las palabras clave que le interesen o que estèn especialmente relacionadas con su producto
Es aconsejable, por otra parte, que realice bùsquedas en Google News, Technorati e Google Blogsearch para conocer las informaciones que circulan sobre su brand y conocer la opiniòn de los usuarios de Internet
Si detecta informaciones erròneas o negativas sobre su negocio on line, intervenga en primera persona y de las explicaciones de forma clara y profesional. Si lo considera oportuno, exiga correcciones. Le aconsejo que reciba las criticas de forma constructiva, reflexione sobre ellas y mejore los puntos de su negocio que tengan que ser mejorados.
Sea honesto y transparente
Sea participativo y establezca una relaciòn “amigable” con sus potenciales clientes, a travès de boletines electrònicos o de redes sociales
No se esconda detràs de pseudònimos ni priorice las ventas cuando participe en foros sociales
Si recibe crìticas importantes, utilice su blog o su pàgina web para dar las explicaciones o la soluciòn a los factores negativos que hayan sido atribuidos a su negocio en Internet.
Responda siempre a las quejas o cuestiones de los usuarios de la red que tengan que ver con usted o con su negocio. No responda en modo agresivo ni a la defensiva. Si recibe una crìtica en modo ofensivo, contròlese y responda de modo serio y educado.
Forme a sus colaboradores, si los tiene, en materia de comunicaciòn e intente que se sientan parte de un proyecto.
La defensa y gestiòn de una reputaciòn on line es una de las pocas armas que tienen los emprendedores responsables de pequeños negocios de conseguir ganarse la confianza y el respeto de sus potenciales clientes. Las redes sociales e Internet en general han adquirido una fuerza que, hace algunos años, nadie habrìa sido capaz de imaginar. De hecho, usted posiblemente trabaja ùnica y exclusivamente a travès de Internet. No arruine su negocio por el simple hecho de ignorar esta fuerza de la red. Al contrario, sea parte de ella. “Cuida tu reputación, no por vanidad, sino para no dañar tu obra”.